Seleccionar página

Por fin!!! Llevamos unas semanas de colegio que alegría, que alboroto, esto si es vida!!! No se escucha ni un ruido en laimagen de como ser madre y mujer al mismo tiempo casa, que silencio más enternecedor…. Me encanta.. si si como leéis me encanta, oh y no me siento ”mala madre” por decirlo a los cuatro vientos, estaba loca por que empezarán el curso, por dejar de escuchar: mamaaaaa quiero esto…. mamaaaa mi hermana no me deja…. mamaaaaaa estoy aburría…. mamaaaaaa cómprame esto!!!! Y una larguísima lista de mamas que durante 5 hermosas horas, dejaré de escuchar para hacer mil cosas, si si, por que aunque parezca extraño en 5 horas después de 3 largos meses con ellos tres, persiguiéndome por cada rincón de mi casa, esas 5 hermosas horas para mi es una eternidad de la cual me vuelvo una súper héroe sin capa y soy capaz de todo y cuando digo todo es todo hasta incluso de sentarme y tranquilamente tomarme una cervecita fresquita mirando la tele antes de ir a por ellos al colegio jajajaja. A todo esto tengo que añadirle que los amo con locura… Pero soy madre y mujer a la vez, hoy en día nos creemos las mujeres que cuando nos hacemos madres tenemos que renunciar a mil cosas, por que si no lo hacemos de cara a la gente se nos puede ver como malas madres… ¿Perdona? ¿Pero te has puesto a pensar que lo importante para ti es sentirte bien, motivada, alegre?… Y todo eso hará que tus hijos te vean feliz y por lo tanto ellos serán más felices. Se puede ser madre y mujer a la vez sin dejar de ser tú misma.

Mejor ser mamá para tus hijos, y no para los demás

Pues muchas veces queremos parecer las mejores madres de cara a la gente y cometemos el error de ser las peores de cara a lo más importante, nuestros hijos… Tómate tu tiempo de mujer, ten el lujo de tomarte unas horas al día para ser tú pero sólo tú sin más nadie, sin nadie que te diga que tienes que hacer y sin prejuicios del que dirán, solamente haz lo que te de la gana. Siéntete bien por hacerlo y piensa que así sin darte cuenta le estarás haciendo bien a tus renacuajos. Eh ahora si…empiezas a ser una mamá molona, eso es ser madre y mujer. Cuando te tomas tu tiempo, esas horas, si horas, por que minutos no vale, te sientes más libre, más mujer, mas lo que eres. Y es ahí cuando tu día a día se hace más ameno, da igual el polvo de los muebles, los platos que un día te los dejes sin fregar por que te tomaste tu tiempo para ir de compras, da igual que no hicieses la cama… si todo da igual por que a tu hijo lo único que le va a importar cuando llegue a casa del colegio es ver la cara de mamá con una sonrisa, pero no esa sonrisa falsa que ponemos cuando estamos agotadas y la ponemos por ellos ( todo cabe decir, que se dan cuenta de que es falsa), si no esa sonrisa que sale del corazón, de las entrañas, de tu felicidad de la que hace que por haberte tomado unas horas y haberte sentido tú, mujer, te sale sin forzar… esa es mi chica!!!! Pues sí, en definitiva soy una gran mamá y por supuesto estaba loca de que llegara el colegio y de esa forma hacer más feliz a mis hijos,sin mi agotamiento y con mis mil sonrisas de las de verdad.

¿Te ha gustado este artículo?

Comparte en redesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest
Copyright © 2013