Seleccionar página

A veces dejamos pasar tantas injusticias pediátricas y médicas por el mero hecho de pensar y ¿mi reclamación a dondecarta a esa señora pediatra llegará?, al final ellos se cubrirán las espaldas y será una pérdida de tiempo… pues NO súper mamis NO es así… Tal vez si todas habláramos, si todas lucháramos juntas y si todas peleáramos por que a nuestros hijos los atendieran con total profesionalidad, las cosas cambiarían… hace poco vi como una amiga sufría la IREESPONSABILIDAD de la persona que se supone tenía que cuidar la salud de su ser más querido ‘’su hijo’’, esa persona en la cual apartamos nuestro instinto maternal y depositamos 100% nuestra confianza porque entendemos que sus ‘’estudios y vocación’’ pueden ayudar a que nuestros hijos se críen junto con nuestra ayuda de una forma saludable… pues bien no siempre es así por desgracia, aquí os dejo el relato de una Mami que por culpa de una irresponsabilidad medica peligro la vida de su hijo de tan solo 8 años… A VECES SIMPLEMENTE TENEMOS QUE TENER ALGO DE CORAZON…

Carta a esa señora que es Pediatra

 

“SI NO HAY FIEBRE NO ES APENDICITIS, TE LO DIGO POR QUE HE ESTUDIADO”

Desde que ocurrió todo, créeme que he intentado ser y practicar la empatía, ponerme en tu lugar y adivinar, porque no lo sé, que tu actitud y tus formas, se pudieran deber al cansancio por la unión, ese día, de dos consultas por la falta de mi pediatra (algo que desgraciadamente no es la primera vez que pasa en el ambulatorio de Churriana de la Vega, y por lo cual, y como no estoy de acuerdo, asisto a las manifestaciones que se convocan para que mejore la sanidad Granaína), como decía, desconozco si es cansancio, como tu desconoces el mío! 

Ambas sabemos, que ni mi vida se limita al rato que yo te vi, ni la tuya al rato que me atendiste, pero qué diferencia de trato hubo entre las dos, con lo que tú has estudiado y con lo que tú eres: Pediatra.

Cosas de la vida, me tocó en día y hora, los momentos en que menos pediatra fuiste y te explico por qué:
Te pedí por favor, que miraras a mi hijo antes, porque veía el color del papel que tenía su cara, cómo se doblaba de dolor y cómo fue a vomitar dos veces, en la hora que estuvimos esperando a que nos vieras de “urgencia”….valoraste, que los demás niños que estaban por allí, corriendo, cogiendo cuentos y con un estado de ánimo muy diferente al suyo, tenían que ser atendidos antes, y me aguanté….tras tres preguntas: que le pasa, que edad tiene, y tiene fiebre….de éstas tres preguntas sacaste la conclusión de: será un cólico sin más!!! Palabras textuales.

Cuando entramos en consulta …….., la chica que iba delante de mí, debió de ver la urgencia donde tu no la viste…obvio, tu ni siquiera miraste a mi hijo!…..y me ofreció entrar antes que ella, incluso una enfermera pasó y al ver a mi hijo puntualizó…éste niño no puede estar así!!!

anuncio mm

….. una vez dentro te hice saber mi desconformidad, hablándote muy educadamente a lo que tú, respondiste, con pasotismo, interrumpiéndome, y pidiéndome la cartilla de mi hijo, porque lo que yo te estaba diciendo no era de tu mínimo interés…..

Tras examinar a mi hijo, tú me das las “explicaciones de por qué no lo has atendido antes” alegando que a los otros niños con otitis debías valorarlos primero, y que me habías preguntado si había fiebre, POR QUE SI NO HAY FIEBRE, NO HAY APENDICITIS ….. ”TE LO DIGO PORQUE LO HE ESTUDIADO”
……………………….. WHAT?!?!?!?!?!?……………………..

Qué a gusto te quedarías con esa respuesta…en ese momento, pasaste de pediatra a Diosa, para ti, claro está, para mi dejaste hasta de ser pediatra, ya que el diagnostico con el que salgo de tu consulta es de GASTROENTERITIS… y tan sólo unas horas después, gracias, a no sé cómo llamarlo, creo que es amor, me fui para urgencias con mi hijo que fue operado de urgencia de APENDICITIS AGUDA COMPLICADA: PERITONíTIS!

Entiendo tu necesidad de alardear a toda costa de que has estudiado, aún sin venir a cuento, porque cierto es , que demostraste más soberbia que sabiduría….al diagnóstico final me remito!!!

Tuvimos un segundo encuentro fortuito, que no cita, porque no eres mi pediatra, en el que aproveché obviamente para decirte el resultado de todo el proceso de mi hijo…una vez más, no tenías tiempo para escucharme, no te interesaba, y tus palabras fueron en la misma y única línea en que para mí, tu sabes contestar, la soberbia ….de ahí concluí y descarte que tus desplantes fueran por cansancio….. pero si me dijiste, con ese tonito que tan poco me convenció, que si mi hijo estaba mejor te alegrabas de corazón…. que corazón tan pequeñito, que tenías al niño al lado y ni lo miraste!!!
Como reflexión te diría que rectifiques, que dicen por ahí que es de sabios y que me hubiera gustado recibir de ti, el mismo trato que yo te he dado, ni más, ni menos…

Qué pena, sra pediatra, somos usuarios, y vosotros funcionarios públicos…tu sueldo sale de los usuarios y estamos, sin más, obligados a entendernos, así que, las relaciones, por el bien de todos deben ser cordiales, al menos; además desde mi punto de vista una pediatra debe tener otro “tacto”, otro “afecto” sobre todo con los niños , y en mi opinión de eso, que no se estudia, con nosotros te ha faltado…..seguramente serás buena pediatra y buena persona, pero para mí y para mi hijo, siento decírtelo, no has sido ni lo uno, ni lo otro!!!

anuncio camiseta mami molona final
Comparte en redesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest
Copyright © 2013