Seleccionar página

Hoy me paso algo gracioso, pero a la vez, lo he vivido con un poco de incredibilidad. Los peques llevan pocos días en el colegio y la verdad que mi marido y yo estamos un poco locos a la hora de llevar a la peque al colé, así que estos días entre que se estaban adaptando al horario y las profesoras aun no habían determinado el sitio de entrega de los mas pequeños, todavía no me había dado cuenta de esta situación que hoy me dejo perpleja, vamos con la boca abierta, jaja.

Siempre suelo llevar a la niña a las 8:50 al colegio así evito el colapso de gente a la entrada y evito ver momentos de llantos y pataleos de algunos peques (pobrecitos), pero hoy se me pego las sabanas y zascas, llegue a las 9 justitas.

Cuando entro al colegio lo primero que veo es en la valla de infantil, por cierto muy bonita de barrotes de colores, imagen mundo al reves colegioaproximadamente unas 100 personas, todas apoyadas a los barrotes con las cabezas metidas entremedias y los brazos por fuera (estilo película cadena perpetua, cuando los presos piden ayuda). Yo incluso un poco asustada dejo a la peque a la entrada, que un profe muy majo la recoge y la lleva a su fila, me acerco a ver que leche hacían esas personas como locas allí!! Sorpresa, estaban todas nombrando a su hijo, nieto, sobrino…; Antonio ¡adiossss! Pacooooo ¡guapo! Cristina ¡no llores madre mía! Lola ¡mira para adelante! Pepi ¡te quiero! Ainss mujer que penita mira que carita tienen todos…Como buenamente pude entre barrote y barrote y cabeza, manos, pelos, etc… puede ver a los pequeños todos con la manita levantada diciendo adiós y con caras de ‘‘valla locos de mayores’’otros por supuesto llorando, por que su mama estaba entre los barrotes y no podía llegar a ella …. Vamos, de película, las profesoras con cara de un poco de indignadas se miran y deciden tirar a clase.

Mi sorpresa llega que cuando pregunto a una madre que si eso es normal, me responde; claro nos despedimos de ellos y la ilusión que les hace. ¡PERDONAAA! si tenían cara de acojonados, donde ha visto esa mama cara de ilusión.

¿Es eso bueno para tu hijo?

Mi conclusión, o yo soy mala mamá o hay muchas personas que no entienden que la sobre protección es mala para todo ser humano , mas para los pequeños. Lo mejor para la adaptación de tu hijo al ir al colegio cuando es pequeñito, es dejarlo en clase y huir, siii llevamos tres meses aguantando un mamaaaa…. es hora que durante 5 horitas sustituyan nuestro mama por profe o seño y no le hagamos difícil sus primeros días. Tal vez a tu hijo le guste el verte entre barrotes decirle adiós, pero y a las otras 5 clases restantes de cada cual hay 25 niños un total de 149 niños quitando al tuyo, claro, te has parado a pensar si dañas a alguno de ellos con tu actitud súper protectora…

En definitiva creo que soy una mama muy pero que muy rara por que yo estaba deseando que empezara el colegio y otras madres llenas de tristeza por que sus hijos las van a dejar tranquilas hacer las cositas y van a pasárselo súper bien con sus amigos. EL MUNDO AL REVES

Comparte en redesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest
Copyright © 2013