Seleccionar página

Desafortunadamente, el tipo de acoso que experimentan algunos niños, por desgracia cada vez mas, se está extendido de forma muy rápida por todo el mundo. En encuestas nacionales, la mayoría de los niños y adolescentes confirman que existe acoso en sus escuelas, en unos es mínimo, en otros es mucho mas fuertes, pero una gran mayoría espeluznante admiten que si existe bullying es su escuela.

El acoso o bullying como quiera llamarse, se puede transformar en una pesadilla para los niños algo tan simple como salir alefecto bullying de niños en la escuela recreo, además de dejar cicatrices emocionales profundas. En situaciones extremas, puede implicar amenazas violentas, mucho daño o lesiones graves.

Si tu hijo es víctima de acoso o bullying, tienes que tomar cartas en el asunto para que termine la pesadilla, recuerda, el bullying no es solo físico puede ser y es mas común el acoso verbal, de ser así no lo pienses y has todo lo posible para que acabe. Además, existen maneras para ayudar a que nuestros hijos se enfrenten a las burlas, el acoso o los rumores crueles, y a disminuir su impacto que por desgracia suele ser muy duradero. Incluso si no existe el acoso en tu familia en ese momento, es importante hablar sobre el tema con nuestros hijos para que estén preparados si viven una situación semejante.

Cómo identificar el bullying

En algún momento estoy segura, algún hermano o amigo se burló de un niño o incluso tu en tu época de clase. Generalmente, esto no es dañino cuando sucede en un contexto mutuo y de amigos o compañeros, de juego y armonía, y ambos niños lo encuentran gracioso. Sin embargo, cuando la burla y la broma causa daño, es muy constante y encima desagradable, aquí es cuando se esta cruzando la línea, se transforma en bullying y debe frenarse inmediatamente.

El bullying es un acoso intencionado que se da a nivel verbal, físico o psicológico. Puede implicar desde golpes, empujones, insultos, amenazas y burlas hasta amenazar para conseguir dinero y pertenencias. Algunos niños acosan difundiendo rumores sobre los mas débiles, para hacerle el mayor daño posible psicológico y así ser una presa fácil del acoso físico. Otros usan los medios sociales o los mensajes electrónicos para burlarse de los demás o herir sus sentimientos.

Es bueno y obligatorio tomar con seriedad el bullying y no solo restarle importancia como algo que los niños deben “aguantar” o ”es normal, son cosas de niño”. Los efectos pueden ser tan graves y afectar de modo muy drástico al sentido de la seguridad y autoestima de los niños y adolescentes. En casos graves recordemos, que el bullying ha llegado a grandes tragedias, como suicidios y tiroteos en escuelas.

Signos del bullying

anuncio mm

A menos que tu hijo te diga que está siendo acosado, o tenga moretones o lesiones visibles, puede resultar difícil deducir si eso en realidad ocurre.

Sin embargo, existen algunas señales de alerta. Los padres podemos notar que los niños actúan de forma diferente o parecen estar ansiosos, no comen, no duermen bien, ni hacen las cosas que normalmente le hacían disfrutar. Cuando los niños están de mal humor, se irritan más fácilmente o comienzan a no querer ir al colegio, no salir a la calle… puede deberse a que alguien le este acosando. No en todos los casos son así pero si hay que tenerlo en cuenta.

Si sospecha que tu hijo está siendo acosado pero no lo confiesa, busca las oportunidades para sacar el tema de una manera más indirecta y familiar. Por ejemplo, intenta ver algún programa de televisión que haga referencia al tema, y le sacas la conversación. Esto puede dar lugar a preguntarle si alguna vez presenció o fue parte de una situación parecida. O quizás puedas hablarle en ese momento de alguna experiencia vivida de algún familiar y conocido y sacarle la conversación pero siempre como de forma casual.
Permite que tus hijos sepan que si están siendo víctimas de acoso, o si ven que eso le sucede a otra persona, es importante decírselo a alguien, seas tu, otro adulto (un maestro, un amigo de la familia) o a un hermano.

Cómo ayudar a los niños

Si tu hijo te cuenta que lo están acosando, escúchalo con tranquilidad y dale apoyo. Suele pasar que suelen ser reacios a contar lo que le sucede,se sienten avergonzados y les preocupa que sus padres se desilusiones, se depriman, se entristezcan o reaccionen ante la situación.

A veces, los niños sienten que la culpa es de ellos, que si hubiesen mirado o actuado de otra manera, eso no habría sucedido. A veces temen que si quien los acosa se entera de que comentaron la situación, va a empeorar. A otros les preocupa que sus padres no les crean o que no hagan nada al respecto…

Si te lo cuenta felicitalo por hacer lo correcto al hablar contigo sobre el tema. Recuérdele que no está solo, que muchas personas son acosadas en algún momento. Asegúrele que juntos buscareis la forma de que deje de suceder.
Informa a la escuela (el director o a algun maestro) sobre la situación. A menudo, estas personas pueden controlar y tomar medidas para evitar más problemas.
En la mayoría de las escuelas existen reglas relacionadas con el bullying y programas para evitarlo. Y siempre, siempre que te preocupe la seguridad de tu hijo, acude a las autoridades legales ellos en muchos casos pueden llegar a ser el mayor apoyo tanto para los padres como para el menor.

Vamos Mamis Molonas, NO AL BULLYING, NO AL ACOSO, NO A LA DISCRIMINACIÓN. Paremos esto, sea como sea, dejemos atrás la violencia concienciando a nuestros hijos, para que si no son acosados no sean ellos los que acosen o denuncien una situación similar que vea.

anuncio camiseta mami molona final
Comparte en redesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Copyright © 2013 mamimolona.com Desarrollo web por Cordiweb-CORDOBA DISEÑO WEB