Seleccionar página

Suena el despertador todo esta a oscuras las 7 de la mañana, a levantarse… Así empieza un día de una mama de la cuál dependen 5 personas para empezarlo. Lo primero, prepara el desayuno para la pequeña y empieza a llamar a los mayores

de la forma mas sutil que puede tener una mami, con una caricia un venga arriba guapos, siempre el día empieza con una sonrisa en casa (empieza) jajaja, aunque conforme va pasando los minutos y se acerca la hora de la verdad la sonrisa de oreja a oreja se va transformando en un,¡!por favor, llegamos tarde¡! (gritando claro esta)- Todo esto acompañado de mi cara de la madrastra de blanca nieves jajaja. Y llega el pensamiento siempre inútil, – pero por que dejaría todo preparado ayer si al final siempre pasa lo mismo.

8:10 AM -Lo conseguí ya está toda la familia preparada.

Y aparece la mediana de la familia, despeinada y diciendo -¿y yo que me llevo para desayunar mamá?- Y de fondo como si se tratara de una canción del mas puro estilo rock del duro, se escucha, -mamaaa donde esta mi flauta? mamaaa ¡que esta no me deja! mamaaa no encuentro mi otro zapato, mamaaaaa la ropa del fútbol, ¿está preparada? maamaaa ¡quiero pipi!. STOP

¿Donde esta mi sonrisa con la que me he levantado? No todo es maravilloso en el mundo de la familia numerosa, esa es la pura verdad, al final acabo bajando el ascensor despeinada con el maquillaje en el bolso y el peine en la mano. Menos mal que mi otro yo, el PAPA, el que creían vosotras que no estaba, pues aquí esta conduciendo el pobre.
Y ese trayecto de casa al cole y del cole al trabajo es solo para MI. Me encanta ese momento en el que pongo la música alta del coche y no escucho nada que no sea esa canción, que si, que en realidad no la escucho pero me deja 15 minutos sin ser el centro de atención de mi familia, soy madre y mujer a la vez ¿recuerdas?.

Después de toda esta locura MAMA llega al trabajo, quedando una jornada de 7 horas laborables seguidas y todavía hay compañeras que cuando te ven dicen ¿cualquiera diría que tienes tres niños con lo guapa que estas…?. En ese momento es cuando te sientas en la silla del trabajo empieza ese remordimiento en el que recuerdas los gritos que pegaste
y con las prisas olvidaste dar el beso al grande ( aun sabiendo que a el no le gusta), ahí en ese preciso instante pienso… me encanta ser MAMA de familia numerosa. Estoy deseando de volver a mi locura de vida fuera del trabajo.
Ahora llamarme mazoca pero en definitiva así somos las MAMAS MOLONAS, un pelin mazocas, por algo nos atrevimos a ser mamás de familia numerosa. ¿Te apuntas a serlo? Jajaja

Comparte en redesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest
Copyright © 2013