Seleccionar página

Tal vez somos demasiado madres, o tal vez pensamos demasiado en nuestros hijos que no le dejamos ser lo que verdaderamente son, niños…

Hoy estaba en el parque sentada con mi pequeña, observando como jugaban los niños y me di cuenta que ya no era lo imagen de madres demasado madresmismo que antes. Algunas de las madres sobreprotegían a sus hijos de una forma tan bestial que ni siquiera le dejaban interactuar con los amigos, niños de 4, 5, 6 años… madres que solo decían – Cuidado no te vallas a manchar, mira como te has puesto, no pongas las manos en el suelo, como sigas corriendo nos vamos a casa.- ¡Pero si están en el parque!. Déjalos correr, ensuciarse, mancharse de arena las manos, déjalos caerse, por que tienen que aprender a levantarse, tienen que aprender a hacerse daño (siempre de un modo racional), tiene que saber jugar, vivir como niños libres que es lo que son, sin ataduras, sin preocupaciones, bastantes tenemos nosotras como para también creárselas a ellos. Encarguémonos simplemente de hacerlos felices sin mirar mas allá de lo que es esa etapa de niños, que solo una vez en la vida vas a poder vivir con tu hijo.

Recuerda cuando tu eras una niña

Recuerdas cuanto nosotras íbamos al parque y jugábamos hasta tarde sin tener a nuestra mamá detrás. Cuando nos montábamos en el tobogán, gritando -cuidado-. Recuerda cuando hacíamos agujeros en la arena para jugar a las canicas manchándonos las manos o nos escondíamos en los lugares mas remotos jugando al escondite, manchándonos toda la ropa… Recuerda que nuestros juegos eran jugar a las carreras, al pañuelito, al balón prisionero, a pillar.. y en todos nos pasábamos la tarde corriendo y llegábamos a casa con las rodillas todas arañadas de caernos… y nuestras mamás estaban preparadas con el típico ‘‘sana sanita culito de rana sino se te cura hoy se te curara mañana’’… ¿Dónde a quedado eso?

Nuestras madres no lo hicieron tan mal, por que cometemos el error de no hacerlo como lo hicieron ellas. ¿Por que queremos proteger tanto a nuestros hijos? Al final en vez de protegerlos lo que hacemos es crearle que sean dependientes de nosotras y tal vez eso en su futuro no sea muy bueno para el que siempre va a ser tu pequeño por mucho años que tenga.

Tu hijo tiene su personalidad

antes de ser madre tambien eras niñaDisfruta de ese momento, no le condiciones a ser como tu quieres que sea, déjalo que sea el mismo como el quiere ser. No le riñas por que no quiera compartir, ni por que no quiera besar a la abuela, es su personalidad con el tiempo aprenderá por si sólo que es lo mejor. Déjalo comer chocolate y ensuciarse la cara, las manos ya se limpiaran, llegará el momento que se de cuenta que ensuciarse tanto no es tan molón como parecía jajaja. Déjalo enfadarse por tonterías, no corras detrás de él para que no llore por su enfado, ya se dará cuenta que los enfados no sirven para nada… solo déjalo ser un niño…
Tal vez estemos cometiendo el error de no acordarnos de cuando nosotras éramos unas niñas, por eso si aun tienes la suerte de tener a tu mamá en esta vida, ¡correeee! ve, llámale, siéntate a su lado, toma un café con ella y pregúntale que te enseñe a ser la mamá que ella fue, sin tantos prejuicios, tantas preocupaciones, que te enseñe a ser la mamá ÚNICA que ella fue.

DEJEMOS QUE NUESTROS HIJOS DISFRUTEN DE SU NIÑEZ.
Comparte en redesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest
Copyright © 2013